Encabezado

FESTEJOS TAURINOS POPULARES EN HONOR A SAN MARCOS - Toros y Vacas Ensogadas



Contenido del Blog

CONTACTO BLOG: fiestasdesanmarcos@hotmail.es


DIAS QUE FALTAN PARA SAN MARCOS

- Días que faltan para las Fiestas de San Marcos en Beas de Segura:

lunes, 21 de mayo de 2012

6 Textos de 6 Paisanos recordando a Emilio Cuadros Muñoz


No quisiera dejar en el olvido estos textos tan bonitos que he visto en el Diario Jaén de unas cuantas personas de Beas de Segura que con sus palabras han querido recordad y homenajear así a su querido paisano Emilio “El del Mesón del San Marcos, que en Paz Descanse.

El primer texto fue publicado el pasado Marte día 8 de Mayo en el espacio de “CARTAS DE LOS LECTORES” del Diario Jaén y su autor es: Alberto Rosales Muñoz.

Y el titular del siguiente texto es el siguiente:

Tributo Sanmarquero en Beas de Segura



Jamás pensaría nuestro paisano Emilio que al hacer aquellas declaraciones a la comentarista de Canal Sur Televisión que a los pocos minutos el toro “Matalenguas” iba a acabar con su vida. Creo que aquellas palabras que pronunció ante las cámaras de Canal Sur fueron su testamento “sanmarquero”, y que el descuido o exceso de confianza fue el tributo que rindió a nuestra secular fiesta.

Su hermana María del Carmen, situada delante de mí, desde la terraza de la Peña La Esquina, a unos 50 metros de distancia, contempló el lamentable accidente, teniendo que ser asistida y retirada al interior de la casa, presa de angustia y presagiando la gravedad de la cogida. Cómo es posible que sucedan estas cosas a personas tan experimentadas como Emilio. El destino nunca sabe lo que nos puede deparar.



¡Qué gran lección nos dio su familia anteponiendo la tradición secular de la fiesta al inmenso dolor que en aquellos momentos se apoderaría de ellos¡

¡Qué impresionante silencio durante el funeral!



Tal vez los antitaurinos quieran aprovechar este trágico accidente para acabar con esta centenaria tradición que sirve para reunir a la mayoría de paisanos que nos encontramos fuera de nuestra ciudad, y que soñamos durante todo el año con estos días para reencontrarnos con los nuestros. ¡Qué respeten esta tradición lo mismo que nosotros respetamos su punto de vista¡. La lamentable cogida mortal de Emilio, lo mismo que la de las otras dos que se han producido a lo largo de cientos de años es el tributo “sanmarquero” que hace que cada año las medidas de seguridad por parte de los responsables de la fiesta se mejoren.

Emilio y Antonio el “Murciano”, a buen seguro que se habrán dado un gran abrazo al encontrarse en el más allá, y nos seguirán contemplando y animando para que nuestra secular fiesta no decaiga, y siga siendo lazo de unión entre todos los paisanos que amamos la fiesta. ¡Descansad en paz, pues San Marcos y la Virgen de la Paz, seguro, os habrán acogido en su seno!




 
Y los siguientes escritos fueron publicados por el mismo periódico, el 6 de Mayo de 5 paisanos más en honor a Emilio y sin más os dejo con los textos de estos autores que han sido extraídos del siguiente enlace: http://diariojaen.es/index.php/la-semana/hasta-siempre/51804-hasta-siempre



“A Emilio, el del San Marcos”




He conocido muchos aficionados a los toros. Los hay “toristas” que gustan más de las corridas duras y los hay más “toreristas” que no exigen tanto en el trapío de las reses y se fijan más en los detalles de los artistas.

Los hay más partidarios de Sevilla o los que prefieren ir a Madrid. Otros están más arraigados con los festejos populares en las calles que con las corridas en la plaza, disfrutando y participando como elementos activos de la Fiesta.

Pero hay algunos que son aficionados a los toros en plazas y en calles, en el campo y en la ciudad, que están pensando en los toros desde que se levantan hasta que se acuestan y desde que nacen hasta que se mueren. A este reducido grupo pertenecía Emilio. Lo mismo andaba viendo toros en Madrid o Benidorm que participando en los encierros de Las Navas de San Juan o en Castellar. Pero eso sí, siempre muy cerca de los toros.

A ser posible pegado a los cajones o subido al camión y ayudando en las faenas de embarque y desembarque. Siempre cerca. Y en San Marcos más. Había tenido reses bravas, ¡no faltaba más!, y no era la primera vez que le pegaba un toro o una vaca. Pero llegó el final. En su pueblo, viviendo la fiesta que marcaba los tiempos de su propia existencia, Emilio fue cogido por última vez recibiendo la cornada que pone fin a sus faenas de emprendedor hostelero, emigrante retornado y torero sanmarquero. Le recordaré sonriente, dispuesto a la tertulia con su ironía y su buen humor, contándonos novedades de “los Esplás”, disfrutando de aquellos sanisidros televisados en su mesón gastrotaurino junto al amigo “Mere”, Antonio Revilla, Campayo, Antonio López o Paco el Marqués.

Emilio no ha muerto de un accidente, a Emilio lo ha matado un toro, que para el que lo entienda, y en su caso, es como morir de muerte natural. Como buen aficionado él sabía que en las cogidas la culpa siempre es del torero. Que nadie se rasgue las vestiduras, porque a veces el corazón tiene razones que no entiende la cabeza.

Nacer es peligroso y estar en la vida más. Y cada uno elige sus referencias religiosas, místicas, políticas o taurinas para vivirla. Todos tenemos claro que esto se acaba algún día y que cada uno tenemos un toro esperando para cogernos:

“Cuando eso llegue, amigo

que alguien diga por mí lo que yo digo

por ti con voz serena que aparento:

San Marcos, abre la puerta.

Abre los brazos, Dios, y dale asiento”.



Por Lope Morales Arias





“Su amor a San Marcos de la mano de Tomás, el municipal”



Es muy difícil expresar en pocas líneas quien era Emilio Cuadros Muñoz y la relación que mantenía con las fiestas de San Marcos de Beas de Segura.

Emilio era un sanmarquero de los pies a la cabeza; “mamó” su amor a San Marcos de la mano de Tomás “el Municipal”, su padre; lo alimentó corriendo las vacas que durante muchos años crió en La Veguilla, y lo ha manifestado a lo largo de toda su vida con actos que forman parte de la historia de Beas de Segura y de la Fiestas de San Marcos: llamando a su bar “Mesón San Marcos”, fundando la Peña de Benidorm, que durante muchos acudió a las fiestas con una vaca y una charanga que con sus pasacalles animó la diana, en las primeras luces del día 25 de abril, festividad del Evangelista, la procesión y las noches sanmarqueras; comprando y corriendo reses durante las fiestas, unas veces en solitario —la vaca de Emilio el del Mesón—, otras con diversas peñas: El Bobi, El Escándalo, El Vitorino. Si fuera posible establecer una clasificación de los que amamos y sentimos a San Marcos como algo muy nuestro, seguro que Emilio figuraría en un lugar destacado del escalafón, en puestos de Champions como va estar en la memoria colectiva de Beas de Segura y cuando en la tarde del 24 de abril las trompetas resuenen en la Explanada de San Marcos homenajeando a los sanmarqueros desaparecidos recordaremos a Emilio muriendo como vivió: Disfrutando de las fiestas de San Marcos.



Por Peña El Bobi



“No te olvidaremos nunca”

Una no sabe qué decir cuando pasa algo así, tan cercano. Solo te queda una sensación de vacío, de tristeza. Pero a la vez, sientes la necesidad de contar que ha significado esa persona para ti, porque al fin y al cabo cuando nos vamos de este mundo, solo quedan los recuerdos, las vivencias. Él siempre le decía a mi abuela que era su medio hermana y a nosotras sus sobrinas. Cada vez que bajábamos al pueblo, la primera parada era para verlo y también para llamar desde su teléfono y decir que habíamos llegado bien (pues no existían los móviles).

Íbamos al Mesón a comer y de regalo siempre salía de la cocina para darme un polo. Arreglaba la piscina cada verano para que pudiéramos bañarnos y luego bajaba para enseñarnos las olivas, los animales... Cuantos recuerdos tío... No va a ser fácil pasar por tu puerta y que ya no estés ahí, ni ir a ver cascar los toros y que no estés en esa maldita barrera.

No hay nada que llene ese vacío, siempre estará ahí, cada 24 de abril. No te olvidaremos nunca, si de verdad existe algo, lo sabes de sobra... Lástima que una sea tan atea, porque no se encuentra consuelo alguno. Tus sobrinas nunca te olvidaremos. ¡Te queremos!



Por María Dolores Garrido Torres de Puçol



“Ha sido el del Mesón”.

La voz la escuché en la calle Angosto, y no hizo falta adivinar, que si era el del Mesón, el toro se había encontrado con Emilio. La relación del nombre con el momento, su pasión por San Marcos, se denotaba en cada instante de su vida.

Un archivo fotográfico atestigua que las fiestas de San Marcos ocuparon una buena parte de su vida, el mundo del toro, una de sus pasiones. Le recuerdo en un Ciclo Taurino de San Marcos con la presencia de su amigo el torero Esplá, sentado, y al final preguntando.

El 24 de abril de 2012 es la fecha del cartel, un momento para la despedida en la barrera en la que todos los años pasaba un rato sanmarquero, también con los mismos. Cuando la mirada se marche a la puerta de la “casa del conserje”, la memoria nos llevará a su recuerdo.



Por Francisco Juan Torres Higueras



“Va por ti, Emilio”



Doce claveles bordaron

El albero de la plaza

Claveles de negro luto

Mientras el Clarín sonaba



Dejaron sorda la plaza

Hasta el agua se callaba

El río guardo silencio

Las barreras se vaciaban



Ni muleta ni capote

Por que no dio tiempo a nada

Era negro como la noche

Como le quedo al pueblo el alma



Sus pitones alfileres

De esos que a el le gustaban

Lo quiso tener tan cerca

Que dentro se le colaba



En la plaza de la gloria

Donde van los san marqueros

Emilio ya tiene un sitio

En la barrera del cielo



Que no paren los collares

Honrarle todos los sogueros

Hechar los toros a las calles

En honor a un gran san marquero



Por Juan García Martínez





1 comentario:

  1. Toda y cada una de las frases nos dejan sin palabras y sin escritura. Gracias por cada frase hecha para y describiéndo como es él.

    ResponderEliminar